DISFRUTA DEL VIAJE

Pero disfruta de verdad

Sopla hasta que suene

No todo es dinero, me lo tengo que recordar a mí mismo muchos días, y en la vorágine del trabajo y de perseguir el objetivo a veces se me olvida el presente, el día a día y disfrutar del viaje todo lo posible. Muchos se embelesan con las mieles del futuro, con el cuento de la lechera, con el futuro que vendrá y que será mejor . . . descuidando el presente, el simple y esencial disfrute y, así, la vida misma. La hipoteca de la vida presente por un futuro que no está prometido y que está por llegar pero que no está garantizado, es la gran paradoja en la comunidad FIRE, en la que no se habla a menudo de esta cuestión. Todos estamos centrados (más bien obsesionados) en alcanzar el retiro lo antes posible, esa gran zanahoria jugosa y apetitosa, y cuanto más avanzamos, más nos perdemos en el tedio de buscar el santo grial de la jubilación y, mientras tanto, se pasa la vida. Hoy más que nunca escribo para mí, escribo a modo de diario, autoaconsejándome porque soy el primer culpable de perderme en ese gran plan y culpable de no disfrutar de la vida cotidiana.

Comments are closed.