5 + 5: 10 FORMAS DE AHORRAR, PARTE 1

AHORRANDO QUE ES GERUNDIO

 

¿Cómo empezar a ahorrar? ¿Dónde rascar para recortar gastos innecesarios? A todos nos gustaría ahorrarnos un poco de dinero y poder usar esos ahorros para otros propósitos, por ejemplo, invertir para tu soñado RETIRO, o pagar la deuda que tanto te preocupa, o ahorrar para un proyecto que lleva mucho tiempo esperando.

Poco a poco, sin despeinarte, ahorrando . . .

Hoy te presento 5 formas de ahorro “grandes”, las relacionadas con los gastos más importantes y 5 formas de ahorro “pequeñas”, en aquellos gastos que parecen menores y surgen en el día a día. No descuides estos gastos, parecen pequeños pero al final suman una gran cantidad y te pueden alejar sin darte cuenta de tu objetivo.

 

LAS 5 “GRANDES”

  1. Casa: No compres más casa de la que necesitas, ¿Vas a necesitar 3 baños? ¿Cuántas habitaciones realmente necesitas? Te encanta el inmenso jardín de tu vecino, pero ¿estás dispuesto a mantenerlo y cubrir todos sus gastos? Tu hogar es importante, pero también es posiblemente la mayor compra que vas a hacer en tu vida, hay mucho margen de ahorro, piensa bien en tus necesidades y evita el impulso.

 

  1. Coche: Comprando un coche usado puedes ahorrar entre el 10% y el 40% del precio del coche, dentro de los primeros 3 años de vida del vehículo. Es decir, si compras un coche usado de 1 o 2 años, con poco uso, el precio baja aproximadamente el 30%, en muchos casos estos vehículos todavía huelen a nuevo y gozan de la mayoría de las garantías del fabricante. Piensa esta opción, puedes ahorrar mucho si decides no “estrenar” tu vehículo.

 

  1. Transporte público: Si puedes evitar tener que comprar un coche porque tienes la suerte de vivir cerca de tu trabajo y en una ciudad con buena red de transporte público, esta es la mejor opción. Caminar o ir en bici, si el clima lo permite, no sólo es bueno para tu economía (ahorrarás en vehículo, combustible, seguros, estacionamiento, mantenimiento, renovación, etc.), también para tu salud. Aprovecha esta posibilidad si está a tu alcance, los beneficios son ilimitados!

 

  1. Entretenimiento: Parece un gasto secundario en el que a veces no ponemos mucha atención, pero el ocio puede representar hasta el 50% de los gastos en un hogar, depende de tu estilo de vida, claro. Hay muchas formas de recortar gastos, pero piensa la cantidad de diversiones que se pueden disfrutar gratis en tu entorno. Pasear, visitar museos y exposiciones que siempre tienen días gratis o precios rebajados, busca libros y películas en la biblioteca de tu zona; todas estas son buenas opciones. Aprovecha los festivales y eventos en tu ciudad . . . siempre hay una opción más barata e igual de divertida, BUSCA!

 

  1. Comida: Es un gasto en el que no reparamos porque es importante comer bien y sano. No escatimes en productos de calidad y e intenta llevar una dieta equilibrada. RECUERDA: si no te cuidas, no podrás llegar a tu objetivo. Pero tampoco gastes en productos innecesarios que los supermercados y grandes superficies siempre nos quieren “meter”. Haz una lista y no compres nada que no esté en ella. No vayas a comprar con el estómago vacío. Olvida todos los reclamos que están en la caja, no los necesitas. Carga el carro cuando hay una buena oferta. Estas son sólo unas ideas, otro día te doy consejos más específicos.

 

¿Y TÚ? ¿Cómo ahorras en los gastos más fuertes? Comparte tus mejores trucos, recuerda que en el blog otros leerán tus ideas y también te darán posibilidades que quizá no has pensado. COMENTA ABAJO