OCUPACIONES DURANTE EL RETIRO

¿Qué hacer durante el retiro?

 

El otro día escribía sobre las opciones y los planes durante el retiro. Se abrían las posibilidades y me planteaba qué haría en un día normal sin tener que trabajar. Mucha gente dice que se aburriría sin trabajar y estoy convencido de que ese no sería mi problema.

 

Un día normal sin obligaciones

 

8.30-9.30 Levantarse y desayunar con calma

9.30-11.30 Leer (tengo muchos libros pendientes . . .)

11.30-1 Practicar deporte (variando cada día)

1.30-2.30 Cocinar (probar cosas nuevas, técnicas, etc.)

2.30-3.30 Comer

3.30-4.30 Descansar, reposar, tomar un café, quizá dormir una ligera siesta

4.30-6.30 Ir a dar un paseo, visitar a amigos

6.30-7.30 Ducharse, descansar

7.30-8.30 Preparar la cena

8.30-10.30 Ver una película (una de mis grandes pasiones)

10.30- Leer hasta dormir . . .

Así todo el día . . . No creo

Y con alguna ocupación . . .

 

Ese día está muy bien, pero es bastante tranquilo y rutinario. Mucha gente vive de esa manera. Pero qué pasaría si añadiéramos un par de actividades . . . Si continúo dando clases de pilates, digamos 3 veces a la semana, solo en ir y volver, prepararme, ducharme y dar la clase como tal, serían 2 horas cada sesión. Si ofreciera alguna clase o alguna charla en la biblioteca local, serían otras 2 horas cada sesión, digamos 3 veces por semana. Si todavía tuviera ganas de estar con gente probablemente iría a un bar o restaurante local para trabajar unas horas (sí, la policía de la jubiliación me va a poner una multa . . .), se convertiría en 4 horas cada día y no creo que fuera más de 2 días a la semana. En total, todo esto son 6 horas de pilates, 6 horas de clases y 8 horas de bar/restaurante son un total de 20 horas semanales. La semana ya comienza a estar más repleta, con variaciones y rupturas de la rutina. Todo esto si me apeteciera, claro, por voluntad.

 

Y también plan C y D . . . O las letras necesarias

 

Hay muchas opciones, es cuestión de adaptarse, de querer aprovechar (o no) el día. No tengo ningún problema en retirarme, en pasar el día tranquilamente, pero tampoco tengo ningún problema en estar más activo. En toda esta planificación no estamos teniendo en cuenta dos factores fundamentales que ocuparían buena parte de mi día. El primero sería escribir, puede ser este blog, ensayos o aventurarme en la creación, y esto puede llevarte casi todo el día . . . Si te descuidas. El segundo factor, que no hay que obviar para nada, es la posibilidad muy real de viajar, a largo plazo y durante temporadas largas, lo cual ocuparía buena parte del AÑO, y el tiempo se dilataría y se contraería, volviéndose mágico . . .

 

Desde luego, el problema no va a ser aburrirse . . .

 

Comments are closed.