SOLO SE QUE NO SE NADA

Sí se puede

Se puede aprender sobre economía doméstica todo lo posible y sobre finanzas personales sin tener ningún tipo de formación o sin haber nacido en un entorno con experiencia en la materia. Yo no sabía nada cuando empecé a trabajar y, sobre todo, leyendo, fui viendo las diferentes maneras de optimizar los gastos, recortar los costes y aprovechar los ingresos al máximo.

Aunque empieces de 0

Aunque no tengas una base

En mi casa nadie sabe de finanzas, mis padres han trabajado toda la vida por salarios muy modestos y se han dejado la piel para sacarnos adelante, pero la verdad es que no sacaron el mayor partido a su trabajo y a su esfuerzo. No creo que fuese culpa suya, simplemente eran otros tiempos en los que las clases sociales eran menos permeables y las oportunidades muy escasas.

Piensa diferente

Pero realmente se puede si se intenta pensar fuera de los parámetros normales que te fuerzan a repetir los mismos errores que tus predecesores. Se puede si se cuestiona todo y se buscan las maneras de mejorar. Se puede forjar un camino propio si uno se educa y usa la cabeza para proponer otra forma de vivir alejados de la rueda del hámster que parece ser nuestra condena.

Sócrates con la mirada perdida . . .

Siguientes pasos

A mí me quedan muchas cosas por aprender, prácticamente todas: “sólo sé que no sé nada”. Las palabras de Sócrates me sirven para hacer reflexión sobre mis numerosas faltas. Concretamente y en lo que se refiere a finanzas personales, debo aprender y mejorar en cómo hacer de forma más eficaz mis impuestos y cuestiones como “harvest loss and gains” para que las inversiones de la bolsa, con sus subidas y bajadas, sean más eficientes, por ejemplo . . . ¿y tú?

Comments are closed.